Yoga

Escuchar el silencio.

¿Puedes escuchar el silencio? ¿O piensas que es imposible?. Si creemos que el silencio es la ausencia de ruido y nada más, podríamos entonces pensar que su escucha no es posible. Pero, cuando me refiero a la escucha del silencio, me refiero a ese silencio que nos embarga al apagar los ruidos externos, al salir de la zona de estrés, de cosas por hacer y de cumplir las metas del día a día. 😊
La intención de la meditación es apagar los ruidos externos, como lo mencione anteriormente. Es dejar que la mente de “mono” saltando de un lado para el otro, trate de cesar los pensamientos y pueda por unos minutos, quizás segundos, solo  estar, sin tener que pensar en lo que pasó y en lo que va a pasar, además de ayudarnos a bajar la ansiedad y el estrés, esos momentos meditativos nos regresan a casa, al lugar donde pertenecemos.A ese espacio que no tiene tiempo y no demanda nada de nosotros, solo  estar y disfrutar del presente. Al hacer esto, quiero decir al  meditar, podrás llegar incluso a escuchar el silencio, como un suave susurro en tus oídos. Es un  sonido que te regala armonía y paz interior. Lo ha experimentado? Aunque no lo creas, es posible! Al menos yo lo veo así. 
Por ejemplo, hay momentos en donde he tenido o sentido la necesidad de alejarme de personas o situaciones  que me causan estrés y es cuando escucho el silencio tocando a mi puerta. Me he tenido que alejar por un momento y es allí donde experimento ese sonido agradable del silencio. 
Hace poco hice un viaje en carro de unas horas con mi familia, incluyendo niños, el cual empezó con mucha emoción, ya que íbamos a visitar un lugar nuevo y todos estábamos muy emocionados. Luego de un par de horas y atravesando un tráfico  muy pesado, comencé a sentir el estrés de los niños gritando y peleando (que también estaban estresados); y comencé a sentir un dolor de cabeza y ganas de llegar al lugar mágico. Si, así, sentía que sería  ese lugar por mi necesidad de estar en paz y armonía 😊. Durante el tiempo que estuvimos allí, pude disfrutar del lugar y bajar los síntomas de estrés post “trip” que había experimentado y  luego manejar de regreso a casa.Es al día siguiente, que volví a escuchar el silencio tocando a mi puerta y tuve que alejarme de la ciudad, a un lugar rodeado de naturaleza, para sentarme y escuchar el silencio. Claro está, no necesariamente tienes que alejarte para escuchar el silencio, también lo puedes hacer en tu casa a una hora donde no tengas la presión de algo por hacer y que estés sola sin que nadie te moleste.
Ahora, cuál es la diferencia entre meditar y la escucha del silencio? Para mí, la meditación es todo aquello que hacemos con conciencia del momento presente y si nos detenemos unos minutos a escuchar el silencio, entonces estamos meditando. Por lo que no hay diferencia entre una y la otra, pero quizás una pueda escucharse más complicada que la otra.
Cuando hablo de meditar, algunas personas me dicen que para ellos es imposible sentarse a meditar, y tienen muchas excusas de el porqué  no lo pueden realizar. Sin embargo, cuando les hablo de escuchar el silencio, de encontrar un espacio en el  día a día, para solo estar, ya sea contemplando un árbol; mirando el atardecer; mirar a su mascota dormir, todo esto en silencio, me dicen que sí es posible, entonces están realizando un acto meditativo, pero con otra conciencia y esto también está bien. 
Si vivimos en el momento presente, entonces estamos viviendo en meditación “.Te invito a escuchar el silencio en tú  día a día. Encuentra el espacio y verás lo agradable que se sentirá 😊
Déjame tus comentarios abajo,Abrazos desde el ❤️

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.